octubre 26, 2012

¡Alerta alertaa! …Sexto encuentro de la Red Viva

Etiquetas: , , ,
septiembre 19, 2012

Red viva versión suba. Capítulo III

agosto 22, 2012

Red Viva versión Suba Capítulo II

Etiquetas: , , , ,
julio 27, 2012

Red viva versión suba

mayo 24, 2012

Desnudo consciente

Etiquetas: ,
enero 4, 2012

La doctrina del Shock. Naomi Klein

diciembre 9, 2011

THRIVE / CRECER

diciembre 9, 2011

Amor, realidad y el tiempo de transición

Etiquetas:
octubre 25, 2011

Utopía

septiembre 6, 2011

Persuasión, Manipulación y Poder. Marketing y Medios de Comunicación.

julio 7, 2011

Video situacionista

abril 21, 2011

El informe del clima

febrero 25, 2011

TRanSmyParty – intervención artística en transmilenio Bacatá

Considero importantes intervenciones como esta, puesto que resignifican el espacio. Pueden abrir canales en la percepción de la gente, se pueden dar cuenta que el espacio podría ser diferente… mmm se podrían dar cuenta que la vida no es un montón de zombies siendo arrastrados en una caja roja, y que la vida sí puede ser una rumba.

noviembre 11, 2010

Excelentes Detournement (tergiversaciones)


noviembre 9, 2010

Métodos de tergiversación

Métodos de tergiversación

Guy Debord y Gil J. Wolman

Publicado originalmente en Les Levres Nues, # 8, mayo 1956. Traducción de Industrias Mikuerpo incluida en Acción directa en el arte y la cultura, Madrid, radikales livres, 1998.

Toda la gente avisada de nuestra época está de acuerdo en que el arte ya no puede justificarse como una actividad superior, ni tampoco como una actividad de compensación a la que uno puede entregarse honorablemente. La causa de este deterioro es claramente la emergencia de fuerzas productivas que precisan otras relaciones de producción y una nueva práctica de vida. Estamos inmersos en una fase de guerra civil, y en conexión cerrada con la orientación que hemos descubierto que acompaña a ciertas actividades superiores, podemos considerar que todos los medios conocidos de expresión convergen en un movimiento general de propaganda que ha de abarcar todos los aspectos perpetuamente interactuantes de la realidad social.

Por lo que se refiere a las formas y a la naturaleza misma de la propaganda educativa, existen muchas opiniones en conflicto, generalmente inspiradas por una u otra variedad de política reformista de moda actualmente. Desde nuestro punto de vista las premisas de la revolución, tanto a nivel cultural como estrictamente político, no sólo están maduras, sino que han empezado a pudrirse. No sólo es reaccionario el retorno al pasado; también los objetivos culturales “modernos” en la medida en que dependen en realidad de formulaciones ideológicas de la sociedad que han prolongado su agonía mortal hasta el presente. Sólo la innovación extrema está justificada históricamente.

La herencia literaria y artística de la humanidad debería utilizarse para propósitos de propaganda de clase. Es preciso trascender la mera idea de escándalo. Una vez que la negación de la concepción burguesa del arte y el genio ha llegado a ser un hermoso sombrero demasiado viejo, el dibujo de un bigote sobre la Mona Lisa no es más interesante que la versión original de tal pintura. Debemos poner ahora este proceso en el momento de la negación de la negación. Bertolt Brecht, al revelar en una entrevista reciente en la revista France-Observatour que ignoró algunos aspectos de los clásicos del teatro para hacer más educativa la ejecución, está mucho más cerca que Duchamp de la orientación revolucionaria que nosotros estamos reclamando. Debemos anotar, sin embargo, que en el caso de Brecht estas alteraciones saludables están contenidas dentro de estrechos límites por su desafortunado respeto a la cultura definida por la clase dominante – el mismo respeto, mostrado en las escuelas primarias de la burguesía y en los periódicos de los partidos obreristas, que conduce siempre a los distritos obreros más rojos de París a preferir El Cid sobre Madre Coraje.

De hecho, es necesario terminar con cualquier noción de propiedad personal en este area. La aparición de nuevas necesidades convierte a las obras “inspiradas” en antigüedades. Llegan a ser obstáculos, hábitos peligrosos. La cuestión no es si nos gusta o no. Tenemos que ir más allá.

Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.